«Bee Happy», Viladecans

Las abejas, una tecnología más

Viladecans es una ciudad inteligente porque utiliza siempre las tecnologías más avanzadas para mejorar sus servicios. Y hemos utilizado a las abejas para cuidar el medio ambiente. Sí, lo has leído bien. Disponemos de tres colmenas en la ciudad para estudiar, vigilar y mejorar la calidad ambiental de la ciudad gracias a las abejas.

 

Las abejas son buenos indicadores para estudiar el impacto de la contaminación en la ciudad, ya que a través del polen, la cera y la miel se puede detectar la presencia de elementos contaminantes como metales o plaguicidas: así medimos la contaminación de forma integrada, en vez de los métodos tradicionales que miden la contaminación en un punto y en un momento. Y es por ello que utilizamos a las abejas y hemos puesto en marcha la iniciativa «Bee Happy Viladecans», con la instalación de tres colmenas por la ciudad.

Además, trabajamos conjuntamente con la Universidad Autónoma de Barcelona para saber qué aspectos del entorno determinan la calidad del polen. Las abejas fomentan la biodiversidad polinizando el 75 % de flores silvestres y el 40 % de los árboles frutales del mundo. Pero se encuentran en riesgo de reducción de su especie por causas diversas; entre ellas, el cambio climático. Esto supone un riesgo para la humanidad, ya que si hay menos flores hay menos semillas y menos alimentos.

smart city congress barcelona viladecans bee happy
Compartiendo experiencias

El proyecto «Bee Happy», para estudiar la calidad ambiental de Viladecans, fue presentado en el Smart City Expo World Congress, en noviembre de 2016. Por sexto año consecutivo, la ciudad estaba presente en el congreso de referencia internacional sobre las ciudades inteligentes presentando uno de sus proyectos más innovadores. Durante la presencia en la Fira de Barcelona, ​​organizamos dos talleres sobre las abejas como biosensores: «Cata de mieles de Viladecans» y «Descubre el polen».

Comparteix
Opina