Maduración del proyecto

Si estás pensando en impulsar un nuevo proyecto empresarial te ayudamos a resolver todas las preguntas que te plantees. Aquí te explicamos cuáles son las claves que debes tener en cuenta para convertir tu idea de negocio en una realidad.

emprendre negoci consells viladecans
De la idea a la empresa

Si estás en la fase de búsqueda de una idea empresarial, de concretarla y de analizar su viabilidad, estás en el proceso de maduración del proyecto. Aquí, lo más importante es tener una idea de negocio, que será su hecho diferencial, y madurarla, evaluarla y mejorarla. Para hacerlo, puedes realizar el test IDEA, que con sólo unas preguntas te permitirá saber el momento de estado de madurez del proyecto.

La idea empresarial es el elemento prioritario y esencial para poner en marcha una actividad. La idea se refiere a un producto o un servicio nuevo, que puede surgir de la observación de los cambios sociales. No hace falta que sea una idea muy innovadora; las empresas que no aportan nada nuevo también subsisten en el mercado.

¿De dónde surgen las ideas?

Si eres emprendedor, antes de crear tu propia empresa debes analizar detenidamente si una idea de negocio puede llegar a convertirse en proyecto empresarial. Para tener una idea, debes detectar las oportunidades de negocio, estar muy atento al mercado y tener en cuenta estas tres condiciones básicas para analizar la previabilidad de un proyecto:

  • Capacidad emprendedora: Es la presencia de aptitudes (habilidades y conocimientos) y actitudes del futuro empresario.

  • Demanda suficiente: Hay que estudiar si el mercado necesita esa idea, si hay clientes potenciales.

  • Recursos necesarios: Hay que pensar en los recursos humanos, técnicos y económicos disponibles.

Y ¿cómo se generan las ideas empresariales? A partir de tres circunstancias:

  • Una situación: puede ser la experiencia laboral previa, los cambios perceptibles en el entorno o informaciones personales

  • Una manera determinada: por copia o importación de otra idea, ideando un nuevo sistema o aprovechando habilidades propias

  • Para lograr un propósito: los más concretos son satisfacer una necesidad, hacer las cosas mejor que los demás, producir o vender de forma diferente u ocupar un nicho de mercado pequeño, específico o desatendido

¿Cuáles son las claves del éxito de una idea empresarial?

Una de las condiciones que garantiza el éxito de una empresa es la capacidad de la persona emprendedora de entender cómo su posible cliente valora lo que se le ofrece. En general se establecen tres condiciones para el éxito empresarial:

  • Conocer todos los beneficios y costes que tiene para el cliente la compra de un producto o servicio

  • Aportar valor al cliente: hay que saber cuánto pesa cada elemento de la balanza de valor que hace el cliente, para ajustarse a lo que es más valorado

  • Que haya suficientes clientes que valoren lo que la empresa les ofrece

Para evaluar la viabilidad técnica y económica de un proyecto la mejor herramienta es el plan de empresa. Pero también hay que tener en cuenta la capacidad técnica y empresarial, que se pueden analizar con una pequeña «auditoría» previa que dé pistas de la viabilidad y consistencia. ¿Y qué hay que estudiar?

  • El concepto de producto, servicio o negocio: que lo que se ofrece tenga un concepto bien definido y no sea ambiguo

  • La estrategia comercial: un concepto bien definido permite tener una estrategia clara y coherente

  • El punto muerto: el volumen de ventas al que hay que llegar para cubrir los costes. Si no hay mercado suficiente para llegar al punto muerto la idea no es viable.
Comparteix
Opina