Parques y jardines

parcs i jardins manteniment viladecans
La naturaleza, parte imprescindible del paisaje urbano

Viladecans respira naturaleza también dentro del núcleo urbano. En nuestras calles, parques y plazas, así como en los equipamientos municipales, tenemos más de 19.000 árboles y numerosas zonas de césped, muchas con plantas y arbustos.

Desde el Ayuntamiento, a través del servicio de Parques y Jardines, nos encargamos de cuidar y mantener todos estos espacios que dan forma al paisaje urbano, así como las superficies de tierra y las fuentes que pueden encontrarse también en parques y plazas.

Entre los trabajos municipales hay algunos de mantenimiento preventivo y periódico, mientras que otros se deben hacer de manera correctiva, para hacer frente al impacto de acciones incívicas.

¿Qué tareas realizamos para mantener verde la ciudad?

Riego, eliminación de malas hierbas, siega (de 2 a 4 veces al mes según la época del año), recorte de bordes para no invadir otros espacios (4 veces al año), aireación y abonado de los terrenos, tratamientos fitosanitarios para prevenir o actuar ante plagas, introducción de especies con menores necesidades de riego cuando hay que renovarlas.

Riego, abonado, eliminación de flores pasadas, recortes de vivaces, renovación de especies que han cumplido el ciclo óptimo.

Riego, podas y recortes de bordes (respetando la forma genuina de las plantas), eliminación de malas hierbas, abonado (dos veces al año), tratamientos fitosanitarios, reposición de arbustos muertos.

Poda, restauración y saneamiento (de manera periódica y también en casos excepcionales por condiciones atmosféricas), mantenimiento y desbrozado de alcorques (4 veces al año), riego (de manera especial entre mayo y septiembre, los meses con climatología más seca), tratamientos fitosanitarios (algunos de carácter preventivo cada año para determinadas especies y otros de manera reactiva), abonados, mantenimiento y conservación de tutores, protectores y rejas metálicas de los alcorques, aseguramiento de árboles accidentados o deteriorados que se pueden mantener, retirada de unidades por motivos de seguridad y reposición de árboles muertos.

Limpieza y desinfección de instalaciones (incluido análisis anual para prevenir la legionela) y reparación de elementos dañados.

La presencia de árboles en la ciudad es positiva para tu casa, ya que la protegen de temperaturas extremas

El follaje de los árboles ante las ventanas reduce el ruido del exterior dentro de la vivienda y por lo tanto, reduce el estrés

El aire que respiras tiene mejores condiciones si la ciudad está llena de árboles de buen tamaño

Los árboles ayudan a mitigar el cambio climático, absorbiendo CO2 y liberando oxígeno

Un mantenimiento sostenible ambientalmente

Viladecans es un municipio comprometido con la sostenibilidad ambiental y por eso, ya hace años, impulsó un uso racional del agua para el riego, creando una red propia donde poder distribuir el agua no potable que como ciudad podemos consumir. Esta agua se utiliza en limpieza viaria, tratamientos fitosanitarios y, sobre todo, en el riego de las zonas verdes y del arbolado viario, convenientemente tratada para cumplir con los estándares sanitarios. Hasta el momento hemos conseguido que se rieguen el 60 % del total de las zonas verdes con agua no potable.

Para la introducción de nuevos árboles se tiene muy en cuenta la evolución del clima provocada por el cambio climático. Muchas especies tienen una esperanza de vida de más de medio siglo y se seleccionan pensando en aquellas que se adaptarán mejor a los episodios climáticos: olas de calor en verano, fuertes vientos y lluvias torrenciales en primavera o inviernos con escasas heladas. Por ello, se aprovechan más especies que vienen de lugares subtropicales y cálidos y se evitan aquellas que sufren los veranos secos, los largos periodos sin lluvia e incluso por la ausencia de días de frío. Así, mantenemos un modelo de riego sostenible.

Los tratamientos fitosanitarios son la última medida para acabar con las plagas cuando ya no es posible emprender otras acciones ante el ataque de insectos, las enfermedades o el crecimiento de las malas hierbas. Y es que se realiza una lucha integrada, que comienza desde el momento de la elección de la especie, que sea poco propensa, y continúa con la evitación de circunstancias que provocan las plagas o la promoción de una biodiversidad animal que ayude a evitarlas. Al prevenir la necesidad de tratamientos fitosanitarios contribuimos a que el aire esté más limpio.

Últimamente también se han restringido los tratamientos basados ​​en glifosato para acabar con las malas hierbas (aplicándolo siempre diluido en agua y sobre la propia planta, no rociado, y evitándolo en superficies que se hallen en contacto directo con la gente). Además, hay un compromiso del Ayuntamiento para sustituirlo progresivamente, en la medida lo posible, por otras opciones.

Y tú, ¿qué puedes hacer para contribuir a una ciudad más verde?

Las acciones de incivismo y vandalismo cuestan mucho dinero a todos los viladecanenses cada año. La rotura de elementos de jardinería, de riego o de mobiliario urbano en las zonas verdes, los restos de cristales o residuos en el suelo por no hacer uso de las papeleras, las zonas de arbustos o césped dañadas por el acceso de personas o vehículos no permitidos o el baño de personas o animales en estanques donde está prohibido no contribuyen a tener una ciudad más verde. ¡Pon de tu parte y adopta el civismo!

Si haces uso de las papeleras, no pisas las zonas verdes, recoges las cacas del perro, no accedes con vehículos a los céspedes y no te bañas en los estanques nos ayudas a que el mantenimiento sea menor.

 

Comparteix
Opina