¿Qué es y cómo funciona?

open data dades obertes viladecans coneixement
datos municipales a tu alcance

Los datos que gestionamos y utilizamos desde la Administración y que tienen carácter abierto se hallan a tu disposición. Desde el Ayuntamiento los compartimos a través del portal «Open Data» (‘Datos Abiertos’) en formatos fáciles de reutilizar. Cualquier ciudadano o empresa puede analizar, reutilizar y redistribuir estos datos, lo que puede facilitar el impulso de estudios o de nuevos servicios económicos y generar riqueza mediante una gestión inteligente de los recursos. Además, mejora la vertiente de transparencia y gobierno abierto del Ayuntamiento.

El portal «Open Data» de Viladecans ofrece varios conjuntos de datos (data sets) abiertos categorizados en diversos catálogos. Los datos en bruto se organizan en «data sets» para ser más fácilmente indexados y localizados. Por ello, se utilizan campos que definen el grupo de datos como la descripción, la frecuencia de actualización, el formato o la licencia de uso, entre otros.

Decálogo de la filosofía de los «Datos Abiertos»

Hay que abrir todos los datos de carácter público (excepto los que se hallan sujetos a restricciones de privacidad, seguridad o derechos de autor). La Administración no puede poner ninguna traba más para decidir qué datos son pertinentes de publicar.

Hay que publicar los datos tal como están en su origen, sin procesar y manteniendo al máximo los detalles, es decir, los datos en bruto.

Los datos deben ser puestos a disposición de los usuarios con la frecuencia necesaria para que no pierdan su valor y sean precisos y actuales.

Hay que hacer accesibles los datos al mayor número de usuarios posible. No debe existir ninguna restricción para todos aquellos que quieran hacer uso de los datos ni en el propósito de uso.

Los datos deben estar estructurados para que puedan ser procesados de modo automático por un ordenador. Esta es una condición muy importante para poder reutilizarlos.

Los datos deben estar disponibles para todos, sin necesidad de identificarse previamente.

Los formatos de los datos no pueden tener propietarios, ni depender de una entidad o de una herramienta propietaria de una entidad. Como ejemplo, un formato abierto sería CSV o XML, en vez de formatos propietarios como Word o Excel.

Los datos deben ser de uso 100 % libre para los usuarios. Deben estar libres de derechos, patentes, copyright y no estar sujetos a derechos de privacidad, seguridad o privilegios que puedan estar reglados por otras normas.

Accede al portal «OpenData» de Viladecans.
Comparteix
Opina