Qué hacemos

Participación en 30 proyectos europeos

En el Ayuntamiento de Viladecans tenemos más de 20 años de experiencia en la gestión de proyectos europeos, acumulada con la participación en 30 proyectos de ámbitos distintos en total.

La mayoría de proyectos que hemos desarrollado se han centrado en la mejora del empleo y de las habilidades laborales de la ciudadanía, con un total de 20 proyectos ejecutados desde el inicio de los años noventa. Les siguen los temas de transición energética (4 proyectos ejecutados) y de búsqueda de soluciones para un uso más sostenible del territorio (3 proyectos ejecutados).

Àmbito del proyecto Número de proyectos
Adaptación al cambio climático 2
Uso sostenible de la tierra y soluciones basadas en la naturaleza 3
Empleo y habilidades laborales en la economía 20
Integración de migrantes y refugiados 1
Transición energética 4
Movilidad urbana 1
Calidad del aire 1

En un mundo cada vez más interrelacionado y competitivo, la participación de los gobiernos locales en proyectos europeos se ha convertido en una necesidad y una oportunidad, especialmente para aquellos municipios que quieren aprovechar todas las oportunidades que les brinda un posicionamiento a nivel global.

Participar en proyectos europeos nos aporta los siguientes beneficios:

  • Prácticas innovadoras: Permite invertir en innovación y trabajar conjuntamente con socios de otros ámbitos (empresa, mundo de la investigación e innovación) para desarrollar proyectos piloto y estrategias y modos de hacer innovadores.

  • Aprendizajes: Permite compartir problemas para dar respuesta a retos comunes y conocer las experiencias llevadas a cabo en otros territorios que pueden ser útiles o de inspiración para nuestra ciudad.

  • Visibilidad: Aumenta la proyección internacional de la ciudad.

  • Contactos con nuevos socios internacionales: Permite establecer vínculos con socios europeos clave más allá de la duración del proyecto.
Proyectos actuales

Actualmente trabajamos en dos proyectos europeos: por un lado, el Vilawatt, una iniciativa de transición energética que nos situará al nivel de ciudades referentes como Gotemburgo y París, y, por otro, el IMAILE, sobre innovación en el ámbito educativo con la creación de espacios personales de aprendizaje, junto con socios de Finlandia, Suecia y Alemania.

Comparteix
Opina